Desaprovechar las herramientas disponibles en el mundo digital es simplemente una forma de ralentizar las operaciones de tu empresa. Porque si tú no lo haces, tu competencia sí, y esto se traduce a que ellos van a acaparar la atención del público. Algo que no es ni de cerca lo ideal. Aunque tu empresa no esté en el mundo digital o tu servicio no esté enfocado en ello, igualmente puedes disfrutar de sus beneficios. Asimismo, uno de los más ventajosos hoy en día son los sistemas integrados de administración financiera. Y si te interesa utilizarlos pero no conocer su funcionamiento, aquí te lo explicaremos.

 

¿Cuál es el objetivo de utilizar los sistemas integrados de administración financiera?

En primer lugar debes saber que estos son sistemas informáticos que utilizan las instituciones para automatizar sus operaciones financieras. Es así como estos ayudan a registrar todos los recursos públicos recaudados. Por otra parte, estos sistemas también son conocidos por el acrónimo de (SIAF).

Por otra parte, cuando se utilizan estos sistemas integrados es más sencillo mantener la estabilidad económica. Ya que beneficia al sector público al mejorar el rendimiento de sus operaciones. Por lo tanto, interviene en el proceso de gestión interna, en la delegación de tareas y la toma de decisiones. De esta forma, es mucho más sencillo alcanzar los objetivos propuestos.

Cabe destacar que el mismo incluso en muchos países es de uso obligatorio, ya que a través del mismo se registran los ingresos y gastos de la entidad. De esta forma se logra el objetivo principal, tener un control de las gestiones y situación actual de cada institución del país.

¿Quieres convertirte en un profesional en esta área?. Apúntate a nuestro Máster en sistemas integrados de administración financiera SIAF

 

¿Cómo funcionan los sistemas integrados de administración financiera?

A través de estos sistemas es posible tener una visión general de cada una de las necesidades y recursos que las entidades del estado demandan. Es por ello que las funciones de estos sistemas se dividen de la siguiente forma:

sistemas integrados

#1. Presupuesto:

En este caso se establece cada uno de los gastos y topes a los cuales van destinados los fondos del Estado. De esta forma se garantiza el correcto uso o distribución de los insumos y recursos. Además, es una gran referencia para ajustar y establecer si el monto fue acorde a las necesidades y acciones realizadas en el año.

#2. Tesorería:

Se refiere a las transacciones realizadas y el manejo de la caja. A través de estos sistemas es posible realizar un pronóstico de "flujo de caja" para delegar y recaudar los fondos para cada actividad. Asimismo, está también registra los pagos por bonificación o financiación por parte del Estado. 

#3. Contabilidad:

Ahora bien en base al punto anterior es necesario establecer un control de dicha transacciones. Es así como a través de estos sistemas integrados de contabilidad financiera es posible realizar lo siguiente:

    • Autorizar los gastos.
    • Procesar las transacciones.
    • Registrar los ingresos y gastos.
    • Producir estados financieros básicos.

Cabe destacar que incluso a través de este sistema debe ser capaz de registrar los movimientos de fondos que incluso no están destinados a las entidades públicas.

#4. Deuda pública:

Se refiere a los procedimiento que las entidades deben realizar para conseguir financiamiento por parte del estado. Es así como los sistemas integrados también reflejan las deudas y cambios en la gestión de los bienes pasivos y capital de la entidad. 

¿Por qué las empresas necesitan los SIAF?

Si bien como mencionamos anteriormente, a pesar de que es un sistema obligatorio en muchos países. Asimismo, no es una norma que debe ser cumplida por simple monopolización de las operaciones y el movimiento de los fondos para las entidades públicas. Los sistemas integrados también son una gran ventaja para dichas instituciones. 

En primer lugar, tenemos que reconocer la era digital y con ello los cambios que ha supuesto para nuestra sociedad. Es así, como a través de la misma la transformación digital se hace presente en dichas entidades. Lo cual es positivo siempre y cuando se realice una constante actualización de dichos sistemas. Ya que su implementación es un paso acertado pero sin un mantenimiento y revisión de dicho sistema, se desperdicia la inversión.

Es por ello que este tema debe ser una prioridad para garantizar que los servicios y el sector público operen de forma correcta. Aún más cuando se tiene el equipo para conseguirlo. No obstante, hacer esto también requiere que exista un equipo especializado en el área que garantice su correcto funcionamiento. De esta manera, podríamos decir que la eficiencia será una modalidad muy común en dichas instituciones, las cuales deben y son un ejemplo del funcionamiento interno de un país.

¿Quieres continuar la lectura?. Te recomendamos este post: Habilidades de un asistente administrativo: aprende y sé el mejor