Seleccionar página

Según los especialistas el master en psiquiatría, la inteligencia, o CI (Coeficiente Intelectual), no mide que tan inteligente eres, como siempre supusimos, sino el ritmo al que adquieres nueva información. Estudios recientes han demostrado que el coeficiente intelectual puede determinarse a una edad temprana, por lo que claramente hoy estás atascado con lo que tienes.

Si bien el CI está lejos de ser lo único que determina el éxito en la vida – la investigación muestra que ni siquiera es el factor más importante – un alto coeficiente intelectual no es algo que haya que despreciar. De hecho, no creemos que conozcas a nadie que se incomode por eso.

Einstein decía que la diferencia entre la estupidez y la genialidad era que ésta última tenía límites.

Master en psiquiatría: Las investigaciones

La mayoría de nosotros pasamos por la vida sin saber exactamente qué tan inteligentes que somos. El CI es algo difícil de medir, y a menos que estés dispuesto a invertir algunos cientos de euros en un profesional capacitado, nunca sabrá con certeza cuál es tu coeficiente intelectual.

La nueva investigación proporciona algunas pistas interesantes que vinculan experiencias tempranas de la vida a, entre otras cosas, un alto grado de inteligencia. Si sientes que alguno de los siguientes puntos aplican a ti, podrías tener un alto CI.

  1. Ansiedad. Es difícil pensar en la ansiedad como un elemento positivo en nuestras vidas, pero la evidencia sugiere que podría no ser del todo malo. Expertos del master en psiquiatría han estudiado pacientes con trastornos de ansiedad y el resultado determinó que las personas con los peores síntomas tenían puntuaciones de CI más altas que aquellas con síntomas más leves. Otros estudios han encontrado mayores puntajes de CI verbal en personas con mayores niveles de ansiedad. Y luego hubo un experimento más complejo llevado a cabo en Israel; Los investigadores pidieron a los participantes que evaluaran las ilustraciones presentadas por un programa de software y luego activaran un falso virus informático, haciéndolo parecer como si fuera el resultado de algo que el participante hizo. A continuación, envió a los participantes en una misión urgente para obtener apoyo técnico, sólo para lanzar otra serie de obstáculos en su camino. Encontraron que los participantes más ansiosos también eran los más enfocados y efectivos en la ejecución de tareas. La próxima vez que alguien te diga que dejes de preocuparte tanto, simplemente diles que estás haciendo uso de tu gran intelecto para enfrentar la situación.
  2. Comenzaste a leer a temprana edad. Un estudio realizado por profesionales del master en psiquiatría descubrió, entre una cantidad de parejas de gemelos, que a pesar de sus genes idénticos, los niños que comenzaron a leer antes tuvieron mayores puntajes de CI (verbal y no verbal) que sus hermanos. A simple vista, esto parece fácil de explicar: los niños que aprendieron a leer temprano lo hicieron porque eran más inteligentes. Pero ese no era el caso. Los investigadores concluyeron que aprender a leer temprano en realidad tuvo un impacto en el desarrollo – hizo que los niños desarrollaran mejor su inteligencia. Por lo tanto, si eras un lector precoz, no fue por tu inteligencia. Por el contrario, eres inteligente gracias a haber empezado a apreciar la lectura desde pequeño.
  3. Eres zurdo. En décadas pasados, los maestros obligaban a los niños zurdos a escribir con sus manos derechas. Hoy, cualquier profesional del master en psiquiatría puede decirte que todos ellos deberían retractarse. Si bien existe una correlación pequeña y, aún inexplicable entre ser zurdo y ser un criminal, hay algunos beneficios intelectuales de ser un zurdo. Un gran estudio demostró que tu lado izquierdo está asociado con el pensamiento divergente, más en los hombres. Esta capacidad única de combinar dos objetos no relacionados de una manera significativa es un signo de inteligencia.
  4. Asististe a lecciones de música en tu infancia. Existe una serie de estudios que demuestran que el entrenamiento musical mejora la inteligencia verbal y la función ejecutiva, una habilidad que es fundamental para concentrarse y el autocontrol. En una de estas investigaciones, 48 niños entre las edades de cuatro y seis participaron en un programa de entrenamiento computarizado que fue dirigido por un maestro. Durante una hora por día, cinco días a la semana durante cuatro semanas, la mitad de los estudiantes completaron un programa musical y la otra mitad completaron un programa de artes visuales. Al final del experimento, los profesionales del master en psiquiatría obtuvieron como resultado que el 90% de los niños que recibieron el entrenamiento musical mostraron mejoras en el CI verbal. Así que, si tomaste lecciones de música cuando eras niño, eso es una buena señal.
  5. Eres gracioso. ¡Felices los que son declarados como los payasos del grupo! La investigación muestra una fuerte conexión entre ser gracioso y tener puntuaciones altas tanto en la inteligencia verbal como en el razonamiento abstracto, según expertos del master en psiquiatría. Parece que su burla ingeniosa es el producto de una mente aguda. Ahora, ya puedes hacer algún chiste ingenioso sobre esto.

 

Master en psiquiatría: Conclusión

Esta lista está lejos de ser un informe exhaustivo, por lo que si ninguno de los elementos anteriores te refleja, no significa que no tengas un alto coeficiente intelectual. Pero si por el contrario, mucho de lo que leíste tiene que ver contigo y tú personalidad, ¡sal a celebrar! Puede que estemos ante la presencia de un genio.

 

Actualización en Psiquiatría para Titulados Universitarios en Medicina