Seleccionar página

Los emprendedores exitosos poseen la correcta actitud y un interés supremo en el desarrollo de las habilidades directivas para mejorar y ayudar al progreso estratégico de su negocio, mientras concentran esfuerzos en generar más ingresos. Ciertas habilidades requeridas para los emprendedores permanecen décadas sin cambiar, mientras que otras deben ir adaptándose a los nuevos tiempos y tendencias del mercado. En el contexto actual, un emprendedor es alguien que dirige un negocio, asumiendo riesgos y recogiendo las ganancias que vienen de ser propietario. Un emprendedor es un líder con, a menudo, la experticia y el conocimiento de un emprendedor.

Desarrollo de las habilidades directivas

Es importantísimo para un emprendedor ser capaz de cohesionar las habilidades directivas tradicionales con los nuevos modelos y técnicas modernizadas. En este sentido, debe contar con los siguientes atributos:

  • Uso optimizado de recursos escasos
  • Esforzarse por un correcto desarrollo de las habilidades directivas
  • Motivar a sus empleados creando un ambiente seguro y confiable
  • Promover la sincronización entre industrias y sus relaciones
  • Facilitar oportunidades de crecimiento que potencien la moral y el buen ánimo entre los empleados, y puedan hacerles mejores profesionales
  • Ganar conocimiento y experticia para expandir la productividad
  • Adaptarse a la competitividad del mercado

Aparte de las habilidades directivas básicas, el emprendedor del futuro debe poseer, asimismo, un amplio rango de otros factores que le permitirán destacarse sobre sus competidores. La información y el conocimiento son elementos claves de la gerencia. La implementación de esos elementos es sencillamente crucial, al mismo tiempo que involucrarse con la sociedad tomando responsabilidades sociales, lo cual facilitará el establecimiento de la empresa como una entidad responsable, y contribuirá al desarrollo de las habilidades directivas del emprendedor. Con este enfoque, la compañía mejorará el mundo alrededor de sí misma, y usará el mercado para sus ganancias.

Entre las características de una personalidad de emprendedor exitoso, encontramos:

Pasión: un emprendedor puede ser entrenado en un cierto estilo de gerencia y experticia, pero no puede ser entrenado para ser apasionado, pues es una característica innata. Es imperativo, que el emprendedor se mantenga automotivado para alcanzar el éxito y cumplir sus metas.

Personalidad vibrante:  una persona carismática nunca puede pasar desapercibida, dada su personalidad única y el conocimiento que despliegan brillantemente con su energía.  El desarrollo de las habilidades directivas puede verse potenciado por una actitud a ser significativo en todo momento. Un buen líder, posee los rasgos que le permiten crear un impacto duradero en su industria, colegas y subordinados. Un atributo esencial de un emprendedor es su dedicación y su vocación al trabajo duro, sin los cuales una organización no puede ser construida.

Actitud dispuesta a todo: un temperamento fuerte siempre será de gran ayuda a la carrera del emprendedor, pues le permitirá sobrevivir y prosperar a través de los altos y bajos del negocio. Tienen que tener una actitud dispuesta a todo, pues le ayudará a rendir mejor que sus competidores en el mercado y a su propio desarrollo de las habilidades directivas. Toman riesgos y tareas con energía e interés a medida que aparecen, manteniéndose concientes respecto a las inconsistencias  y lo imprevisible de manejar un negocio.

Autoevaluación: la capacidad de autoevaluar nuestra propia naturaleza y nuestro comportamiento social, mientras desarrollamos nuevas habilidades de aprendizaje respecto al mundo de los negocios es una parte esencial del crecimiento. Esto proveerá un entendimiento más profundo de la situación corriente, sin importar el número de fluctuaciones del mercado. Un verdadero emprendedor vive acorde al proverbio “cae siete veces, y levántate ocho”. Es importante mantener un chequeo constante de las estrategias que pudieran llevarnos a fracasar, y rectificar en concordancia cuando tomamos riesgos en nuestro negocio.

Flexibilidad: Un emprendedor necesita ejercitar su flexibilidad y adoptar ciertos cambios en beneficio de la compañía y el desarrollo de las habilidades directivas. Para poder liderar, uno debe mantener en mente que hay requisitos para dirigir un negocio exitoso. El factor principal vendría a ser que las necesidades de otros siempre son prioridad ante las propias y que uno debe siempre estar abierto al cambio.

Crecimiento personal: para sobrevivir una tormenta que afecte a tu negocio, los cuales siempre son vulnerables,  uno debe priorizar y modificar sus estrategias y políticas de negocios. Esto debe hacerse efectivamente, haciendo alteraciones cuidadas a nuestro propio carácter a través de la disciplina y la paciencia, lo que conllevará al crecimiento personal constante necesario para ser un directivo eficiente y confiable.

Estos consejos pueden ayudar a los emprendedores a superar las pautas tradicionales de desarrollo de habilidades directivas a fin de adaptarse a los cambios, crecer, y obtener prosperidad en sus empresas. A medida que el tiempo pasa, es realmente importante crecer y evolucionar, no solo por el beneficio personal, sino también por el bienestar de nuestros subordinados, quienes en última instancia, son los principales afectados o beneficiados de los resultados de nuestras estrategias.

 

https://www.aicad.es/elearning-shop/cursos-online/estrategia/certificacion-en-habilidades-directivas/