Seleccionar página

En tiempos como los actuales, donde lo nuevo pasa de moda tan rápidamente, lo cierto es que la expresión contenidos multimedia suena ya ligeramente arcaica.

Contenidos multimedia y nuestra vida cotidiana

A nadie sorprende que un equipo electrónico sea multimedia, de hecho, es lo mínimo que esperamos de un PC, móvil, TV o Tablet para considerarlo como tal. Y realmente podemos afirmar sin ningún tipo de dudas que el concepto de multimedia es tan antiguo como el propio hombre y más aún. Los animales se comunican entre sí usando todos los medios y canales a su alcance. Lo que se conoce hoy como multimedia no es más que una coja imitación de la comunicación humana.

Los dispositivos multimedia surgieron como tales hace tan sólo un par de décadas, y sin duda fueron un avance determinante para acercar la informática a los usuarios de perfil medio. Anteriormente los ordenadores estaban reservados a una subespecie de brillantes informáticos que sabían leer texto indescifrable y convertirlo en algo con sentido. Con la llegada de los dispositivos multimedia, el público en general comenzó a interesarse por esos ordenadores que eran capaces de reproducir videos, fotografías, música y ‘además’, también servían para trabajar. Es tal la importancia del concepto, que la tecnología de hoy en día no sería igual sin él.

¿Pero qué es realmente un dispositivo multimedia? Bueno, como su nombre indica, es un aparato capaz de utilizar diversos medios de comunicación a la vez o de modo alternativo. Esto es, por ejemplo, los antiguos teléfonos no eran multimedia, pues solo usaban la voz, mientras que los modernos móviles que permiten hacer video llamadas, mandar mensajes de texto, chatear o incluso (si, podéis probarlo) hablar por teléfono, serían dispositivos multimedia. Incluso podríamos llamar multimedia a ciertas aplicaciones, como la mencionada video llamada, que usa video y voz.

La creación de estos dispositivos ha sido sin duda un gran avance tecnológico, puesto que dotó al usuario de medios más cómodos y cercanos a su propia experiencia. El ser humano usa diferentes medios de comunicación para relacionarse frente a sus semejantes y aunque aún falta bastante para poder emular los cinco sentidos del Homo Sapiens en un sólo dispositivo, lo cierto es que la multimedia lo que pretende es en cierta medida hacer más cómoda la experiencia de la comunicación a los usuarios, mediante el acercamiento a formas naturales de comunicación innatas a todas las personas. Se consigue así mejorar la atención, la comprensión y que los contenidos resalten más, propiedades que hacen que los objetos multimedia sean muy usados no sólo en el campo de la educación, sino incluso en el de la publicidad, empresas.

En los últimos tiempos, ha cobrado también cierta importancia el uso de equipo multimedia para referirse a los equipos capaces de conectarse a internet, si bien esta analogía es incorrecta en el sentido estricto de la palabra. Los equipos capaces de navegar por internet son multimedia en su mayor parte, pero no por el hecho de hacerlo, sino por permitir la reproducción de los contenidos multimedia.

¿Qué papel juegan los contenidos multimedia en la estrategia de social media de las empresas?

Obviamente estos hechos han hecho que las empresas se empiecen a replantear el papel que los contenidos multimedia juega en su estrategia de social media y de contenidos.

A la hora de definir un plan de contenidos dentro de una estrategia de social media, debemos crear contenido que se adapte a la fase del funnel en la que se encuentre la empresa y de esta forma tratar de cumplir los objetivos marcados.

Si la empresa se encuentra en fase de awareness, debe buscar el máximo reach entre su audiencia. Por lo que el contenido, además de ir dirigido a ellos, debe buscar la máxima viralidad.

Bajo estas dos premisas voy a tratar de explicar el papel de los contenidos multimedia dentro de una estrategia de redes sociales. Para ello voy a recurrir a la figura del purchase funnel que tantas veces he empleado en este blog.

Algunos consejos para publicar contenido multimedia eficaz son:

  1. Crea tu propio contenido:No sólo se trata de compartir contenido de otros, sino de realizar vídeos o fotografías exclusivas, generar nueva información de tu empresa. El vídeo no debe ser demasiado largo, ya que la dinámica internauta es vertiginosa y no conviene cansar.
  2. Define tu target:Adapta ese contenido a las personas de tu comunidad, detecta qué es lo que quieren, cuáles son sus intereses y adáptalo desde la imagen de tu marca.
  3. Crea interacción:En tu entrada de Facebook o Twitter acompáñalo de alguna frase que dé pie a la participación y a que sea compartido. No olvides que este tipo de contenidos es el más viral.
  4. Sé original y auténtico:Publica contenido que realmente aporte valor a tus usuarios.
  5. Adáptalo a todos los dispositivos:Esto facilitará al usuario su visualización y hará más probable que se comparta.

Contenidos multimedia: Conclusión

Hoy en día, la cantidad de información que podemos encontrar en internet a través de distintos medios, es amplia y variada, por ello es  importante el contenido multimedia a la hora de diferenciarse, teniendo una evidente relevancia en las preferencias de búsqueda para el usuario, ya que es información a golpe de vista.

 

Postgrado en Diseño y Maquetación de Proyectos Multimedia