Como profesional de la medicina al especializarte mediante un máster en alergología, estarás capacitado para identificar y diagnosticar los elementos alérgenos que pueden amenazar la salud de tu paciente.

 

Alergología: ¿Qué es?

Es una especialidad en medicina que se encarga de diagnosticar, estudiar y tratar la patología generada por sustancias, mecanismos o agentes alérgenos a través de técnicas que sean adecuadas para los mismos.

¿Por qué es necesaria la alergología?

Las alergias son muy comunes y se han incrementado en todo el mundo, afectando a casi un tercio de la población mundial que han experimentado este tipo de reacción en sus vidas. Existen muchos factores que pueden causar alergias, que varían desde pequeñas molestias hasta experiencias que podrían poner en riesgo la vida de los pacientes. Además, esta condición es uno de los mayores factores asociados al surgimiento y persistencia del asma en una persona. Por fortuna, hoy en día hay diversas opciones de prevención y tratamiento para la misma.

La alergia ocurre cuando el sistema inmunológico de una persona reacciona a sustancias presentes en el ambiente, que para la mayoría resultan inocuos. Estas sustancias son conocidas como alérgenos y se encuentran en el polvo, las mascotas, el polen, insectos, comidas e incluso, algunas medicinas. La atopia, es la tendencia genéticamente heredada a desarrollar alergias. Cuando las personas con atopia son expuestas a los alérgenos, pueden tener reacciones inmunológicas que conducen a inflamaciones alérgicas. En consecuencia, puede generar una rinitis alérgica, conjuntivitis, urticaria y asma.

El máster en alergología te brinda la posibilidad de implementar diversas técnicas médicas, para determinar cuándo un paciente sufra de alguna clase de atopia, ya que existen variantes según cada persona, una sustancia puede ser alérgeno para una y no para otras. Incluso, pueden reaccionar de forma distinta aunque sean expuestos al mismo factor. La posibilidad o riesgo de desarrollar esta condición incrementa cuando otro miembro de la familia sufre de alergias o asma.

Agentes alérgenos más frecuentes

Cuando una persona es alérgica y tiene contacto con algún agente que pueda perjudicar su salud, genera una reacción en su cuerpo. Por ejemplo: el polen provoca una respuesta de anticuerpos, los cuales se adhieren a unas células especiales llamadas mastocitos. Estos a su vez segregan ciertas sustancias, tales como la histamina que al ser liberada producto de la reacción con un alérgeno, ocasiona una inflamación e irritación que pueden generar molestias.

Al cursar el máster en alergología, el egresado aprenderá a tratar reacciones alérgicas causadas por diferentes factores, tales como:

  • Polvo.
  • Polen.
  • Comidas como maníes, leche, soya, mariscos y huevos.
  • Animales domésticos como perros, gatos, caballos y ratones.
  • Picaduras de insectos.
  • Medicinas.

¿Cuáles áreas del cuerpo pueden verse afectadas?

Esto dependerá del alérgeno y por cual zona entre a tu cuerpo, lo que llevará al paciente a sufrir de síntomas diferentes. Por ejemplo: el polen, al ser respirado usualmente causa problemas en la nariz, en los ojos y garganta, siendo conocido como rinitis alérgica. Las comidas pueden causar problemas estomacales, respiratorios e incluso urticaria. Además, diferentes partes del cuerpo pueden sufrir al mismo tiempo.

Zonas más comunes a tratar

      • Ojos, nariz y garganta: cuando los alérgenos son respirados, la liberación de histamina produce gran cantidad de mucosidad, irritación e inflamación en la nariz. Además, experimentará fuertes estornudos constantes. Los ojos estarán lagrimosos y la garganta presentará irritación.
      • Pulmones y pecho: el asma puede ser consecuencia de una reacción alérgica. Sobre todo si el alérgeno es respirado, porque los pasajes de los pulmones tienden a inflamarse, lo cual hace que sea difícil respirar. El asma, por lo general no es causada este tipo de reacciones, aunque existen casos en los que sí tengan relación.
      • Estómago e intestino: cuando finalices tu máster de alergología te encontrarás con personas que manifiesten algún malestar en su zona estomacal producto de una alergia. Quizás te parezca extraño, pero hay muchas comidas asociadas que pueden ocasionar este tipo de reacción, tales como: mariscos, huevos y maníes. En infantes, puede presentarse alergia a los lácteos, generando así asma y cólicos, además de problemas de crecimiento. Cabe destacar, que no debe confundirse con la intolerancia a la lactosa.
      • Piel: los eczemas y urticaria son bastante comunes. Ciertos alimentos suelen ser los alergenos causantes.

Máster en alergología: la alergia es más que una simple molestia

El tratamiento de las alergias suele consistir en identificar el factor alérgeno al que la persona ha estado expuesto y aislarlo de ello. Las alergias no deben ser tomadas a la ligera, ya que con el tiempo pueden causar daños en nuestro organismo. Dependiendo de la clase de alergia, un ataque alérgico puede llevar a una situación amenazante a nuestra salud. A través de una máster en alergología, el especialista están en la capacidad de reducir estos malestares, e incrementar significativamente la calidad de vida de sus pacientes.

Si eres un estudiante o ya culminaste tu postgrado en alergología, esta es tu oportunidad para dar el siguiente paso. Con nuestro curso superior te aseguramos que potenciarás tus conocimientos y te convertirás en un especialista con todas las habilidades necesarias para atender a tus pacientes.