Seleccionar página

En rehabilitación deportiva, cada año se descubren y aplicas nuevas técnicas  y metodologías de sanación, y se desmienten mitos que antes eran tomados como verdades absolutas en la materia. En el presente artículo te hablaremos de unas cuantas nuevas tendencias en la recuperación de lesiones.

Los deportes son un mundo cambiante y en constante en evolución. No existe actividad deportiva que se practique de la misma forma en que se hacía hace 20 años, sin hablar de su concepción inicial. Eso sí, ningún deporte se ha hecho menos exigente físicamente: todo lo contrario. Hoy en día los atletas necesitan en condiciones más óptimas que nunca, y existen muchos más factores influyentes en el rendimiento bajo la lupa de expertos.

Rehabilitación deportiva

  • Concusiones: una de las mayores preocupaciones para los deportistas de élite son las concusiones que sufren mientras juegan. Las concusiones pueden tener implicaciones duraderas en el rendimiento y habilidad del atleta sobre el campo, e incluso, en su bienestar físico años después que se retiran. Por ello, dentro de muchos deportes organizados se están aplicando nuevas estrategias de rehabilitación deportiva que comienzan por la prevención de lesiones.  Tal es el caso de la NFL, donde se han implementado nuevos protocolos para salvaguardar la integridad de los deportistas incluso mientras juegan. En este sentido, desde hace unos años se han añadido observadores médicos que desde un costado de la cancha, están atentos al desarrollo del partido en busca de lesiones que pudieran pasar desapercibidas en el momento.  Si el observador nota algo delicado, puede pedir al equipo médico que examine al jugador.  Asimismo, se han hecho más estrictos los protocolos para decidir si un jugador que ha sufrido algún impacto puede seguir jugando o no.
  • Lesiones de ligamento anterior cruzado: dentro de la especialización de rehabilitación deportiva, quizás no haya área más delicada que los daños en el ligamento anterior cruzado; una clase de lesiones que pueden sufrir atletas de cualquier clase de deportes, y de las que más tiempo pueden mantenerlos apartados de los terrenos de juego. En los últimos años, se han realizado grandes esfuerzos para mejorar los tratamientos, y en el caso de las cirugías, encontrar formas más anatómicas de reconstruir el LAC mediante procedimientos menos invasivos. En el pasado, las técnicas empleadas limitaban el posicionamiento de los injertos reconstructivos en el lugar correcto, pero el entendimiento de cómo debe trabajar una rodilla, el avance en técnicas y herramientas, ha permitido que los injertos repliquen de manera más anatómica la función del ligamento inicial. Estas nuevas técnicas de intervención y rehabilitación deportiva han tenido éxito en acortar los plazos de recuperación física y de rendimiento sobre el campo de juego, así como el número de segundas operaciones.
  • Soluciones biológicas: los cirujanos e investigadores están buscando técnicas menos invasivas, y el desarrollo de nuevas alternativas como las células madres, jugarán un rol esencial para suplantar algunas cirugías y técnicas de recuperación. En el futuro, la inyección de células madres ayudará al cuerpo de los atletas a curarse por sus cuentas. El procedimiento se hace utilizando plaquetas activas de la sangre del paciente, o células madres de su médula ósea. Esto tiene varios años en uso por parte de expertos en rehabilitación deportiva, pero su completo alcance y entendimiento aún es no conclusivo. Estos factores de crecimiento parecen ser prometedores para tratar el saneamiento de tejido suave. No obstante, aún no existen evidencias absolutas que muestren que siempre funciona, y no se conoce la receta adecuada para resultados mínimos, por lo que estas  técnicas sirven en revisión. Aun así, otras metodologías también se desarrollan simultáneamente. Un ejemplo de ello es que algunos doctores están trabajando en nuevas formas de reparar rodillas y el cartílago de los tobillos usando injertos de tejido de cartílago infantil para reparar los defectos.

El proceso de recuperación es delicado después de cualquier lesión o procedimiento quirúrgico, y más aún para atletas profesionales, pues ellos quieren volver a jugar al mismo o mayor nivel que antes de la lesión. La diferencia entre el atleta y la persona común es la energía y concentración empleada en la recuperación. Mientras que el paciente común usualmente hace sus sesiones de terapia algunos días a la semana, para el deportista, es una cuestión diaria.

Los atletas profesionales son básicamente súper hombres y mujeres que quieren volver cuanto antes a practicar la actividad que las apasiona. El estudio científico aplicado a la rehabilitación deportiva, hoy toma en cuenta más factores que nunca para lograrlo. Las evaluaciones de lesiones ahora incluyen tecnología de lo más variada, como ultrasonidos, para permitir a los doctores detectar fisuras o tendones lastimados o desgarrados. Como profesionales de la medicina, es importante que los terapeutas y profesionales afines se mantengan plenamente actualizados y conscientes de las nuevas tendencias que pudieran permitir una mejor recuperación y rendimiento al atleta que estén tratando.

 

Especialista en Rehabilitación Deportiva

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!