Seleccionar página

3 razones porque deberías convertirte en una marca

Hace décadas, tener que convertirte en una marca, sólo tenía una utilidad estratégica. Servía para poder diferenciarte, en tu negocio, de tus competidores. Hoy, ya no se ve tan a menudo, a los emprendedores haciendo uso de ésta arma. ¿Por qué? Internet se ha convertido en la plataforma perfecta para escribir y editar nuestro propio contenido, no ha convertido en creadores. La web, nos convirtió en nuestra propia marca.

Aquí, compartimos contigo  las razones porque deberías convertirte en una marca 

Encontrar un mejor trabajo.

Si existe algo que los empleadores aman, a la hora de contratar personal, es la iniciativa. Quieren encontrar empleados que no sólo sean apasionados por la industria, sino también, crear cosas que nazcan de esa pasión. Publicando tus propios artículos, o creando contenido de cualquier tipo, estás dejando saber a otros que tomas tu profesión seriamente y eres capaz de convertirte en una marca. Incluso sin la necesidad de que alguien te pague por hacerlo.

  1. Ganar más clientes.

Cuando inicias estás listo para convertirte en una marca, es común que te sientas como un pequeño pez, en un gran océano. Para salir de ese sentimiento, lo que debes saber es que, tienes que marcar la diferencia para atraer clientes. Invirtiendo en tu página web propia, haciendo crecer tus redes sociales y escribiendo para otros medios, crearás una excelente impresión y aparecerán los potenciales clientes, en cada encuentro que tengas. Los estudios muestran que ellos confían más en las personas que en los pomposos nombres de una marca. Convirtiéndote tú en tu propia marca, mostrarás una capacidad de liderazgo que hará saber a las personas cómo trabajas, quién eres y, más importante, por qué eres mejor que la competencia.

  1. Te permitirá ampliar tus contactos.

Tener una red fuerte, significa mayor cantidad de potenciales negocios. De todos modos, convertirte en una marca y aumentar el número de buenos contactos, puede ser muy duro. Allí es donde entra tu imagen, como una marca personal, en juego. Cuando decidas convertirte en tu propio producto, te permitirás en referente de tu categoría, alguien a quienes otros mirarán con admiración y en busca de respuestas. Te permitirá conectar con individuos que, quizás nunca esperabas conocer.

  1. Tendrás el control sobre el mensaje que envíes.

No se trata de saber si eres o no capaz de convertirte en una marca, todo el mundo en Internet puede ser una. Se trata de tomar control de ese emprendimiento que representas. Sino, alguien más lo hará. ¿Tienes idea de que pasará si buscas tu nombre en Google? Es lo primero que harán tus potenciales clientes, o empleados antes de pensar en hacer negocios contigo. Una pequeña foto, video, tweet, o la actualización de tu status, puede costarte un acuerdo de negocios. Haciendo un esfuerzo encontrarás mil razones porque deberías convertirte en una marca, y cómo desarrollar la imagen de marca en un contexto clave para ser diferenciado, diferente y ser percibido como el mejor, te pondrá en control de lo que otros perciben.

 

Si. Ahora viene la pregunta del millón, ¿Dónde empezar?

  • Transfórmate en miembro activo de las redes sociales más importantes para tu nicho, contribuyendo en sus conversaciones.
  • Compra tu propio dominio y crear una página web.
  • Comienza a publicar en tu blog, sobre temas vinculados con tu industria y usando tu propia voz, como opinión.

Como en todo; harán falta ideas, planificación y ejecución. Pero, fundamentalmente, perseverancia si quieres alcanzar el cielo del éxito.

  Si estás interesado en saber y formarte sobre empresas, negocios, Comunicación Corporativa….

 

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

Gracias, ya eres uno de los nuestros!