Seleccionar página

La publicidad online, es el mejor modo de mantener viva la presencia de nuestra marca en la red de redes, las 24 horas y durante todo el año. Además del alcance que ganamos con este medio, podemos obtener ventajas extra, que explicaremos a continuación:

Publicidad online

Flexibilidad: Uno de los pilares de la web, que nos permite cambiar un aviso en el momento y las veces que sea necesario, o sustituirlo por otro medio de promoción de forma inmediata.

Fácil de implementar: Diseñar un aviso es una tarea, por lo general sencilla, que incluso podemos realizar nosotros mismos. Existen sitios que permiten generar diferentes tipos de anuncio, de forma gratuita, para luego descargar y aplicar del modo que sea más conveniente para nuestra marca.

Económico: Diseñar un aviso, o adquirir un espacio publicitario, no representa un gran gasto, siendo un medio que se encuentra al alcance de cualquier bolsillo.

Fácil de medir: La publicidad en Internet cuenta con herramientas de medición desde las cuales podemos evaluar el impacto de nuestra campaña sobre la marcha.

Efectiva: Que tengamos éxito en llegar a nuestro público objetivo, se debe a que podemos dirigirla y orientarla según edad, sexo y lugar donde se encuentren nuestros potenciales consumidores.

Estas son las razones que han convertido a la publicidad online una de las más demandadas al momento de promocionar un producto, marca o servicio y, para que nosotros logremos obtener y maximizar éstos beneficio, te ofreceremos información valiosa que te servirá de orientación en tu propósito de mostrar al mundo tu labor.

  1. Instalar tu sitio web

Nuestra página web, nos da la oportunidad de definirnos como empresa, será vidriera de nuestros productos, y servirá para detallar nuestros servicios. Nuestros clientes, además podrán tener acceso a teléfonos de contacto, dirección e incluso formularios o medios para llegar a nosotros, vía mail. El hecho de contar con una página web permite además, difundirla en sitios de anuncios clasificados u otros vinculados con nuestra área de experiencia, ayudando a dirigir a nuestros potenciales clientes hacia donde tengamos publicada la oferta.

  1. Difundir a través de un medio

Internet brinda varias opciones para hacer publicidad online, la escogencia del medio dependerá del grupo al que deseamos llegar, y debemos basarnos en nuestro producto o servicio para definir la mejor forma de promocionarlo. Si por ejemplo, nuestro objetivo son los jóvenes, la mejor opción serían las redes sociales.

Un aspecto importante a considerar a la hora de valorar cual es nuestro mejor medio de exposición, es el presupuesto con el que contemos para ello. Seguidamente, detallaremos las mejores plataformas con las que podemos contar en la web.

Publicidad en otros sitios web:

Esta opción es de las más populares, y consiste en anunciarte en algún blog que se vincule con tu mercado y que cuente con tráfico suficiente. Esta alternativa puede implicar un gasto fijo mensual que debes considerar y además, es importante que valores el tipo de público que la visita, puesto que para darle efectividad a tu empeño, debe estar orientada al público al que deseas llegar.

Sistemas de publicidad por clic o impresiones:

Dentro de los medios más utilizados, se encuentran los programas como AdWords de Google. Al contratarlo, tenemos la garantía de aparecer anunciados en sitios web relacionados con lo que ofrecemos, así como en los resultados de búsqueda. De modo que, cuándo alguien coloca una palabra o conjunto de palabras relacionadas en el motor de búsqueda, sea nuestra marca la que aparezca destacada como opción.

Este medio implica un gasto, sin embargo, ofrece la ventaja de pagar solo cuando alguien haga clic en nuestro aviso, contando con alternativas de pago que se adecuen a nuestros requerimientos, como la de costo por mil. Es decir, pagas únicamente cuándo se han completado las mil visualizaciones del anuncio.

Redes Sociales:

La publicidad en estas plataformas que nos permiten llegar a una gran cantidad de potenciales consumidores, y orientarla hacia público que podría estar interesado en nuestra compañía, es cada vez más utilizada.

Funciona como los sistemas de publicidad por clic, aunque difieren en el hecho de que el anuncio no va publicado en un sitio web particular, sino directo a los perfiles sociales.

Anuncios clasificados:

Los avisos clasificados, son otra opción publicitaria popular en internet. Sitios como OXL, por ejemplo, nos permiten promocionar de forma gratuita y, si acaso deseas destacarte y tener mayor visibilidad, ofrece alternativas para ello. De ésta forma aparecerás mejor ubicado, cobrando relevancia.

Algunos sitios de avisos clasificados, por lo general no discriminan en la categoría de productos que muestran, lo que puede hacer tu propuesta algo confusa para los consumidores. Sin embargo y como alternativa, podremos encontrar espacios de nicho, para mostrar lo que hacemos. Un ejemplo son los portales que se dedican a la venta de autos, caso en el cual, la publicidad apunta a directamente a un público objetivo claramente determinado.

Envío de correos electrónicos:

Este medio es de los más utilizados, su implementación es sencilla y no implica gastos. En el caso de escoger este medio, se recomienda siempre emplear direcciones electrónicas que hayan sido ofrecidas voluntariamente por los destinatarios, para no cometer algún delito, como es el envío de correo masivo o Spam que, aunque sea visualizado, no será bien recibido e incluso, podríamos llevarnos a ser sancionados.

Tomando esas precauciones, el correo electrónico permite enviar formatos como folletos o anuncios en los que se incluya el link a nuestro sitio web y de esta forma dar a conocer nuestra marca en un medio utilizado por casi todos los usuarios en Internet.

Hasta aquí, los medios más efectivos para la publicidad online, sin embargo existen otras opciones como webs de páginas amarillas, directorios, y sitios que pagan por cada clic.

  1. Crear un anuncio publicitario

Cuando ya decides cual es el formato que vas a utilizar, necesitas diseñar un anuncio gráfico o textual.

Los anuncios gráficos, conocidos como banners, suelen ser cuadros o rectángulos que incluyen imágenes con animación, son o estáticos. El banner produce mayor impacto visual, y puede incluir un enlace a nuestro sitio o blog.

Los anuncios textuales, constan de un mensaje corto y un link hacia el sitio web, su riqueza radica en la posibilidad de ser incluidos dentro de un contenido e integrarse, sin resultar intrusivos.

El contenido del anuncio, debe destacar las características principales de nuestro producto o servicio, ser corto, de lenguaje sencillo, preciso y por supuesto persuasivo, dirigido a que el usuario haga clic en él, para llevarlo a la página deseada.

  1. Hacer campaña publicitaria

Cuando ya tenemos nuestro aviso gráfico o textual, podemos comenzar la campaña publicitaria en Internet. Enviamos nuestra publicidad a la web que contratemos para anunciarnos, ganamos notoriedad a través de AdWords o Facebook, enviamos folletería con enlaces a nuestra web por correo electrónico, etc.

La oportunidad que ofrece la web para medir el impacto de nuestra campaña con herramientas como Google Analytics, ofrecida por AdWords, y en el caso de Facebook; las estadísticas que permiten visualizar la cantidad de “me gusta”, son algunas de las más efectivas formas que tenemos para evaluar qué tan bien nos está yendo con la campaña, o si por el contrario debemos reconducirla, o redefinirla.

El seguimiento nos muestra, qué necesitamos corregir y gozando de la flexibilidad que ofrece el universo de la web, podemos elegir otra plataforma, reeditar el anuncio, o incluso puede llevarnos a considerar un aumento en la inversión publicitaria y todo esto, sobre la marcha.

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

Gracias, ya eres uno de los nuestros!