Seleccionar página

Una persona preparada a través de un máster nutrición clínica,  es un profesional que añade gran valor a la vida de sus pacientes y comunidad, indicándoles parámetros de alimentación cotidiana enfocados a mejorar la salud en general y fomentar un estilo de vida de alta calidad. La nutrición clínica es el estudio de la relación entre la comida ingerida y el bienestar del cuerpo. Específicamente, es la ciencia de los nutrientes y cómo son digeridos, absorbidos, transportados, metabolizados, almacenados y utilizados y como los productos resultantes son excretados como desperdicios por el cuerpo. Adicionalmente al estudio de cómo la comida funciona en el cuerpo, los nutricionistas están interesados en cómo el ambiente afecta la calidad y la seguridad de los alimentos, y cómo esos factores influyen en la salud y en la enfermedad. En este sentido,

En este orden, los nutrientes son substancias que el cuerpo necesita para vivir y crecer.  El cuerpo necesita más de 45 nutrientes, y las maneras en que son usados son tan diferentes como las moléculas, células y tejidos que ayudan a crear. Los carbohidratos, proteínas y grasas – los llamados macronutrientes- son metabolizados para proveer energía.  Mientras que las vitaminas y los minerales – los micronutrientes- no son usados como energía, pero son necesarios para que los macronutrientes se conviertan en energía.

El master nutrición clínica te proveerá conocimientos basados en estudios que muestran que nuestros hábitos alimenticios juegan un importante rol en el desarrollo de ciertas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades cardiacas, obesidad, cáncer, y diabetes. Que una persona haga cambios en su dieta, pueden ayudar a prevenir y tratar estas condiciones. Por ejemplo, disminuir ciertas grasas y el colesterol y añadir granos a su dieta puede ayudar a prevenir la formación de placas en las arterias, que pueden llevar a infartos o enfermedades del corazón. Consumir menos calorías le ayudará a perder peso, y disminuir los azúcares previene la diabetes, mientras que la dieta alta en fibra ayuda a controlarla.

Máster nutrición clínica: campos de trabajo

Un nutricionista clínico puede ser empleado en la práctica clínica, asistiendo a los individuos con sus preocupaciones de salud, y creando programas específicos para sus necesidades. El objetivo es siempre trabajar de una forma holística, considerando la totalidad de la persona y asistiendo al paciente a conseguir sus objetivos personales a través de cambios en su dieta y estilo de vida. Las recomendaciones de nutricionista clínico se basarán en las investigaciones más recientes, combinadas con la sabiduría experimental que ha evolucionado a través de los siglos respecto a qué comidas deben ser comidas cuándo y por quién.  El máster nutrición clínica formará al profesional  acreditándole para la práctica internacionalmente reconocida y de valor en la creación de estrategias para mejorar la salud de sus semejantes.

Algunas personas, escogerán visitar a un nutricionista clínico como elemento agregado a sus tratamientos médicos para asegurar resultados positivos o acelerar la recuperación. Otros, tomarán al nutricionista clínico como su proveedor de cuidado médico principal, y su primera opción para consultar sobre cualquier preocupación médica, confiando en que el practicante les atenderá de la mejor manera. Un nutricionista clínico puede ayudar en la prevención, y en el establecimiento de un estilo de vida saludable antes de que cualquier síntoma se manifieste.

El máster nutrición clínica forma a profesionales para que, además, puedan ingresar en el mundo de la nutrición deportiva y puedan ayudar a muchos atletas y entusiastas del gimnasio a conseguir sus metas en combinación con ejercicio y un régimen dietético particularmente diseñado.

Metodología de la visita a un nutricionista clínico:

En la fase inicial de una consulta con un nutricionista clínico, se estudiará detalladamente la historia del caso, haciendo muchas preguntas sobre la historia médica, familiar y la dieta personal, estilo de vida y hábitos de ejercicio del paciente. Se recogerá toda la información posible para construir un panorama general sobre el estado de salud del cliente. El nutricionista especializado a través de un master nutrición clínica, puede sugerir  crear un diario de comidas, estudiar señales y síntomas conectados a la ingestión de ciertas comidas y la manera de consumirlas, y el uso de resultados de exámenes de laboratorio.  Basado en la información dada por el paciente, cambios en su dieta y estilo de vida pueden ser recomendados junto a otros suplementos dietéticos. Test de diagnósticos y otras prácticas pueden ser realizadas, esto dependerá del criterio del profesional.

Hay muchas condiciones de salud que un nutricionista puede tratar, incluyendo pero no limitándose a: ansiedad, asma, desórdenes de comportamiento, dificultades de aprendizaje, enfermedades cardiovasculares, fatiga crónica, complicaciones digestivas, diabetes, sensibilidades a comidas y ambientes, insomnio, complicaciones hormonales, soriasis, síndrome premenstrual, infertilidad, complicaciones respiratorias y manejo del peso.

Se puede decir, finalmente, que el master nutrición clínica desarrolla educadores que indicarán la dirección correcta a sus pacientes, y les enseñarán cómo hacer cambios para aumentar sus vitalidades y todos los aspectos de la salud física y psicológica, convirtiendo a la comida en sus principales medicinas.

 

Máster en Dietética y Nutrición

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!