Seleccionar página

Hay muchas probabilidades de que, en algún momento de tu vida, hayas asistido a clases de gestión eficaz del tiempo, hayas leído al respecto en libros, o trates de usar agendas electrónicas o de papel para organizar y priorizar tus actividades cotidianas. Seguramente, tras un período de intentarlo, notas que no has conseguido administrarlo eficazmente, a pesar de todos los gadgets o disciplinas autoimpuestas, simplemente no sucede. El por qué, es sencillo, todo lo que has aprendido sobre la gestión del tiempo es una pérdida de tiempo porque simplemente no funciona.

Gestión eficaz del tiempo

Antes de empezar a gestionar tu tiempo, debes saber lo que es .Un diccionario podría decirte que es el momento o periodo en que las cosas ocurren: para ser simples, es cuando las cosas pasan. Hay dos tipos de tiempo: el tiempo del reloj, y el tiempo real. Aprender las verdaderas diferencias entre el tiempo que ves en tu reloj, y el tiempo que experimentas en la vida real es clave para conseguir una gestión eficaz del tiempo. Veamos cuáles son las diferencias:

En el tiempo de tu reloj, hay 60 segundos en un minuto, 60 minutos en una hora, 24 horas en un día, y 365 días en un año. Todo el tiempo pasa equitativamente. Cuando alguien cumple 50 años, ha vivido exactamente 50 años, ni más ni menos.

En el tiempo real, todo el tiempo es relativo. El tiempo vuela o sea arrastra dependiendo de lo que estés haciendo. Dos horas en el departamento de recursos humanos pueden sentirse como 12 años, pero si tienes un hijo de 12 años, sentirás que ha crecido en dos horas. Para tener una gestión eficaz del tiempo,  debes darte cuenta que los gadgets y las agendas no funcionan porque están diseñados a partir del tiempo del reloj. El tiempo del reloj es irrelevante, tú no vives en el tiempo que te señala. Tú vives en el tiempo real, aquel que vuela cuando estás haciendo cosas divertidas y va lentísimo cuando haces tus deberes.

Lo bueno, el tiempo real es mental, y por ende puedes manejarlo. Aquí te daremos unos cuantos tips para que aproveches mejor tu día a día.

  • Lleva contigo una libreta, y anota todos tus pensamientos y actividades durante una semana. Planificarte según una gestión eficaz del tiempo significa que entiendes cuánto realmente se puede hacer en un día, y cuanto simplemente no; y adonde se están yendo tus minutos. Verás cuanto tiempo se está invirtiendo en producir resultados, y cuánto tiempo se desperdicia en pensamientos, conversaciones y acciones improductivas.
  • Cualquier actividad o conversación que sea necesaria para tu éxito debe tener un tiempo asignado. Las listas de cosas por hacer se hacen tan largas, que llegan al punto en que son irrealizables. En cambio, los libros de citas funcionan. Agenda citas contigo mismo y crea bloques de tiempo para actividades y conversaciones de alta prioridad. Alcanza una gestión eficaz del tiempo agendando cuando una actividad comienza y cuando termina y ten la disciplina de mantenerte en la línea.
  • Planea que al menos 50 por ciento de tu tiempo sea dedicado a los pensamientos, actividades y conversaciones que te producen la mayor cantidad de resultados.
  • Agenda tiempo para interrupciones. Planea el tiempo en que te alejarás de lo que estés haciendo para hacer una pausa y descansar. Piensa en los descansos de oficina: no son más que interrupciones planeadas.
  • Toma los primeros 30 minutos de tu día para planear que harás. No comiences tu día hasta que termines tu planificación. Una gestión eficaz del tiempo tiene su base en la cantidad de tiempo en que planificas que harás con él.
  • Coloca un aviso de “No Molestar” cuando estés ocupado.
  • Practica no contestar el teléfono solo porque está sonando, o ver el correo electrónico solo porque llegó. Desconéctate de tus redes sociales y no les des respuestas inmediatas a las personas, a menos que sean cruciales para tu negocio. En vez de eso, agenda tiempo para responder emails y regresar llamadas.
  • Recuerda que muchas veces será imposible terminarlo todo en un día. No te amargues por eso. También recuerda que poder realizar una gestión eficaz del tiempo, también es hacer una gestión eficaz de tus pensamientos: las probabilidades indican que aproximadamente el 20 por ciento de tus pensamientos produce el 80 por ciento de tus resultados.

Hay solo 3 formas de gastar el tiempo: pensamientos, conversaciones y acciones. Sin importar el tipo de negocio que manejes, tu trabajo consistirá en esas 3 acciones. Como emprendedor, seguramente serás interrumpido o desviado en otras direcciones por la gente con la que te relaciones, o los eventos inesperados que inevitablemente ocurrirán en algún momento. Aunque no puedes eliminar las interrupciones, si tienes la opción de optimizar al máximo tu funcionamiento. Siguiendo estos consejos, podrás fomentar una gestión eficaz del tiempo para ti mismo y así mantenerte en la ruta al éxito.

 

Gestión Eficaz del Tiempo 2.0

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

Gracias, ya eres uno de los nuestros!