Seleccionar página

Buscas un diseñador de páginas web de primera línea pero, ¿no puedes diferencias entre el CSS y la serie televisiva CSI? Puede que necesites algo de ayuda. Pero de eso se trata este artículo. Vamos a darte consejos sobre las cosas a tener en cuenta, a la hora de comenzar la búsqueda de un buen diseñador freelance.

  1. Comunicación.

Parece que no hay mucho que decir al respecto, pero lo haremos. Tener una buena línea de comunicación, para encontrar un diseñador de páginas web, es fundamental, en todas las áreas de tu empresa. Especialmente, cuando se trata de incorporar nueva tecnología que permita alcanzar ciertos objetivos, para tu negocio. Muchos dan por sentado este punto, y terminan metiéndose en problemas.

Por lo tanto, si crees que has encontrado a la persona indicada, antes de contratarlo, reúnete con él/ella y tengan una buena conversación.

Claro, esto suena a un consejo de la “vieja escuela”. Hoy tenemos Apps para entablar una conversación vía chat y el viejo y querido correo electrónico. Pero eso no alcanza. Habla con tu potencial nuevo diseñador de páginas web y entérate sobre sus motivos y preocupaciones, con respecto al trabajo. Con un mínimo de percepción, te enterarás si es la persona que se preocupará, como tú necesitas, de tu proyecto.

Si ves que, durante la conversación, no hace más que hablar sobre sus intereses y usando jerga que no comprendes, eso no va a cambiar cuando comiencen a trabajar juntos. Un gran prospecto, se interesará profundamente por ti, su cliente, tu negocio y necesidades. Sin dudas, te permitirá ver su interés por superar cualquier obstáculo y se preocupará por asegurarse que puedes comprender todo lo que te diga.

Existen muchos portales de trabajo freelance, en la actualidad. Muchos de ellos toman exámenes a sus candidatos que permiten, entre otras cosas, analizar su capacidad de comunicación.

Hablando de comunicación, vamos a mencionar que puedes encontrarte con candidatos que promocionen su experiencia, mencionando diferentes lenguajes de codificación para web, por su nombre. Es justo que también tú te interiorices por lo que se usará para montar tu empresa online, de modo que las dos partes puedan hablar libremente, durante cualquier reunión. Para los que necesiten ponerse al día, los lenguajes más usados son el HTML, PHP, CSS y JavaScript.

  1. Diseño.

El mejor lugar para buscar lo que quieres ver en tu página web, es internet. Sorprendente, ¿no? Toma nota de los elementos que veas en las páginas que visitas, y luego muéstraselo a tu diseñador de páginas web. No te limites a encontrar una página que te guste, y pedirle quien esté llevando a cabo el proyecto que lo copie. Por el contrario, haz una lista de los elementos más significativos que quieres que se vean en tu sitio.

Y recuerda, no se trata sólo del aspecto. Necesitas hacer que el cliente llegue, lo vea y entienda que eres la solución a sus problemas.

  1. Función.

Ten siempre en cuenta la experiencia que le bridarás al usuario, a la hora de trabajar con un diseñador de páginas web. Asegúrate de que la navegación sea simple, intuitiva, con acceso rápido a la información de contacto, y que no haya que hacer viajes muy largos, para que encuentren lo que buscan. Existen plataformas, como WordPress, que permiten una construcción fiable para tu web que evitará que el visitante tenga que cavar, para poder ver lo que necesita.

Es primordial que conozcas el trabajo previo del diseñador de páginas web, visita sus anteriores proyectos y estudia meticulosamente si es capaz de llevar tu página a buen puerto. No quieres contratar a alguien y descubrir, más tarde, que no puede resolver problemas o usa tecnología anterior a la que usa tu competencia.

Por desgracia, no existe una lista de costos estándar, para saber cuánto debemos pagar. Si existen sitios que pueden dar una estimación de costos, pero los precios se verán afectados por las habilidades del diseñador de páginas web, su ubicación, tiempo que tomará llevar adelante el trabajo, y las características específicas que solicites. Dependiendo del tamaño de tu idea, puede que tengas que permitir que se contraten subempleados, para cumplir fechas o pedidos particulares.

Leerás en muchos sitios que no debes pagar demasiado, también leerás que no debes pagar muy poco.

El único que sabe cuánto cuesta, eres tú. Es tu inversión. Estamos hablando de una herramienta de marketing que estará disponible las 24 horas, sin tener que pagar costos de alquiler, impuestos por mantenerlo abierto, luz, gas u otros servicios. El mejor consejo que podemos darte al respecto es que no veas esto como un simple gasto.

Determina, cuánto gastarás por hacerlo y cuánto perderás potencialmente, si no lo haces. Ponte en contacto con varios diseñadores, explícales el proyecto y saca un promedio de los costos. Si ves que encuentras costos demasiado altos, ya te hablamos de sitios donde puedes conseguirlos a bajo costo. Existe también, una gran variedad de artículos en Internet, recomendando los portales de trabajo freelance y su relevancia para encontrar lo que necesitas.

En suma, encontrar un buen diseñador de páginas web freelance, puede parecer una tarea titánica, si no estás familiarizado con los pormenores del mercado digital vinculado al diseño web, pero esto no debe ser motivo de preocupación. Personas con diferentes tipos de conocimiento, contratan personas para diseñar sus páginas, todo el tiempo y existen muchas herramientas que te acompañarán en el proceso.

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!