Seleccionar página

Obtener formación en contabilidad avanzada puede ser una grandiosa opción para ti, pues iniciarías tu camino en una profesión con alto potencial de lucro. Es cierto que la contabilidad tiene la mala reputación de ser una profesión difícil de enfrentar, ya que muchas de las tareas demandadas pueden ser mecánicas y tediosas. Al mismo tiempo, pero también es una de las ocupaciones profesionales con más capacidad de ganancia económica. Después de todo, si una labor es  compleja, muy poca gente es capaz de recorrer este camino de modo competente.

La responsabilidad primaria de un contador es mantener y organizar los registros financieros. La vasta mayoría de los contadores modernos usan softwares de ordenadores para ello. Lo mismo sucede con el procesamiento de los impuestos, y la realización de toda clase de reportes. Algunos contadores trabajan como auditores, que inspeccionan los sistemas financieros de las empresas en busca de errores y procesos abiertos a mejoras, en busca de potenciar la eficiencia.  La contabilidad avanzada requiere el uso de procedimientos comúnmente aceptados; tanto los contadores internos, como los auditores, realizan tareas relacionadas con las operaciones financieras vitales de la compañía, y ofrecen recomendaciones para mejorar el gestionamiento de las mismas.

Contabilidad avanzada: principales funciones

Los contadores realizan una larga lista de tareas para seguir, analizar y mantener la información financiera de una organización. En los grandes negocios, estos procedimientos se distribuyen entre varios trabajadores para que se lleven a cabo adecuadamente. Es indispensable para una compañía, que la enorme cantidad de información financiera que genere sea procesada eficientemente. No obstante, los negocios y empresas más pequeños, por naturaleza, suelen tener plantillas bastantes cortas para ejecutar dichas responsabilidades.

Los contadores con conocimientos más avanzados, aplicarán la teoría contable para resolver problemas y casos que involucren registros de transacciones. Entre otras operaciones de contabilidad avanzada como: cambios de propietario y liquidaciones, procedimientos de ajuste y cierre. Al igual que procesos de reportes para asociaciones, empresas financieras consolidadas, empresas multinacionales y organizaciones gubernamentales.

Asimismo, se involucrará en actividades referentes a la contabilidad de asociaciones. Tales como: manejo de capital (aumento y reducción  del capital social) y los aspectos legales intrínsecos.  También podrá encargarse de la gestión de las masas patrimoniales, los análisis de balances y el estudio de índices y ratios de distinta clase. Es decir, tendrá un rol clave en la toma de decisiones en lo referente a los proveedores, clientes, flujo de efectivo y la rentabilidad global de las operaciones de la empresa.

Contabilidad avanzada: oportunidades de crecimiento

Los ascensos en el área de la contabilidad, como en cualquier profesión, no ocurren de la noche a la mañana.  Sin embargo,  las potencialidades son infinitas. Puede que comiences como un auxiliar contable, trabajando dentro de plantillas con un sueldo fijo, pero a partir de allí, el camino solo es hacia arriba. En todo caso, obtener tu certificación profesional, al mismo tiempo que trabajas, te dará una ventaja considerable dentro de la industria.

Contabilidad de gestión: ocupando un cargo directivo en contabilidad de gestión, te encargarás de identificar, medir, acumular, interpretar y comunicar información empresarial sobre los distintos sucesos económicos que ocurran como resultado de la actividad de la compañía, utilizando tus conocimientos en contabilidad avanzada. Gracias a tu trabajo, otros directivos serán capaces de elaborar planificaciones y crear métodos de evaluación y de control de la organización y de sus recursos.  Dentro de la contabilidad de gestión, la orientación de tu cargo será hacia los empleados internos, tanto superiores como inferiores, y el enfoque de tu trabajo será la búsqueda de la excelencia a presente y futuro.

Trabajando dentro del área de la contabilidad de gestión, la información que transmitas tendrá un tono subjetivo, pues estará sintetizada a fin de flexibilizar la toma de decisiones.

Contabilidad financiera: la contabilidad financiera puede llegar a ser parecida a la función de la contabilidad de gestión, ambas usan los mismos predicamentos de contabilidad avanzada, pero manejan algunas diferencias importantes. La principal, es que si bien dentro de la contabilidad financiera también se identifica, miden e interpretan diversas variables de información contable, el destino de esta pueden usuarios externos, tales como organizaciones profesionales de regulación contable del estado u otras empresas. Asimismo, otra diferencia notable es que la contabilidad de gestión se enfoca a mejorar el presente  y el futuro de la corporación, mientras que la financiera se trata de llevar un registro de carácter histórico, por lo que el pasado tiene mucho que ver en ello. En la contabilidad financiera se busca la objetividad, mientras que en la de gestión la subjetividad y la interpretación juegan papeles vitales.  Junto a la contabilidad de costos, y la financiera, suelen ser los 3 pilares en los que se apoya toda organización.

En definitiva, la formación en contabilidad avanzada representa una excelente opción de carrera para el interesado. El contador profesional ejerce una función de extrema relevancia para la vida de cualquier organización, y por ende, se puede esperar una retribución económica acorde a ello.

 

Curso Superior de Contabilidad Nivel Experto

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!