Seleccionar página

Convertirte en coaching ejecutivo y empresarial representa grandes beneficios para cualquier líder clave en una empresa.

La economía mundial es volátil actualmente, y administrar nuestros costos es un ingrediente clave en la supervivencia y crecimiento de nuestra compañía. Aunque pueda parecer tentador, en tu empresa no debería haber reducciones al presupuesto para el desarrollo ejecutivo; saber liderar en tiempos difíciles es una habilidad muy especial.

¿De qué se trata el coaching ejecutivo y empresarial?

Aunque el personal ya pudiera disfrutar los servicios de un coach externo, un beneficio añadido es que puede liberar al jefe, quien a menudo es el mentor cuando no hay coach, para que ponga sus energías en otras asignaturas. El coach efectivo trabaja con líderes, especialmente con aquellos que estén presentando problemas, para lograr lo siguiente:

  • Recalibrar sus estándares de éxito
  • Pulir sus estilos de liderazgo
  • Ser líderes más poderosos
  • Realinear sus prioridades
  • Saber navegar a través de un futuro incierto

El coach es capaz de crear un programa personalizado a la medida del individuo. El coaching ejecutivo y empresarial, consiste en parte en crear estrategias mesurables y plenamente acordadas entre los directores que se ajusten a las metas de la organización, especialmente durante momentos de intenso cambio y ambigüedad.

Nuevos líderes de personal también pueden obtener beneficios del coaching. Un jefe de staff puede usar el apoyo de un coach para ayudar a conseguir:

  • Clarificar nuevas expectativas de sus superiores
  • Construir toda clase de colaboraciones y cruces entre relaciones funcionales
  • Entender las características de la cultura organizacional de la empresas
  • Implementar sus experiencias pasadas en el nuevo ambiente de una compañía específica

De cualquier manera, el coaching ejecutivo y empresarial potenciará las habilidades que se requieren para dirigir con eficiencia en tiempos difíciles. Invertir en esta clase de desarrollo para el talento es una estrategia a largo plazo que, no obstante, mostrará resultados a poco tiempo de comenzar a implementarse.

Seleccionar al coach adecuado:

La selección del coach apropiado requiere encontrar a aquel que se ajuste mejor a toda clase de estilos de liderazgos. Las personalidades pueden variar, pero un profesional efectivo debería contar con las siguientes cualificaciones:

-Experiencia en la industria y capacidad para realizar exposiciones efectivas sobre problemas de liderazgo, gerenciales y de personal

– cualificación en administración de negocios, en algún curso de coaching ejecutivo y empresarial, y entendimiento del comportamiento de los grupos

– certificación en una variedad de herramientas comunicativas y la habilidad de proveer retroalimentación

Cuando las cosas se pongan difíciles, el desarrollo obtenido gracias a las sesiones de coaching permitirán a los gerentes a conseguir los objetivos, en vez de eliminar las oportunidades. Un coach puede reforzar habilidades necesarias tanto para el personal que ya existe, como los recién contratados, para mover a la empresa hacia adelante.  La mayoría de los ejecutivos exitosos conocen que el coaching es una herramienta muy importante para ayudarse a alcanzar un alto grado de eficiencia profesional.

El coaching ejecutivo y empresarial se apoya en la máxima que reza: “nadie es más inteligente que todos nosotros juntos”. En otras palabras, el poder colectivo es superior al poder del individuo, lo cual explica el valor del coaching como instrumento para hacer relucir nuevas ideas y estimular la inteligencia de los empleados. El coaching, pudiera decirse, es el arte de excavar en los valores personales y creencias que no sabías que poseías y conectarlos con tus deseos e intenciones. A veces, se requiere una nueva perspectiva para visualizar una conexión existente.

Por otra parte, ¿no os parece sorprendente la facilidad que tenemos para romper las promesas que nos hemos hecho a nosotros mismos? Seguramente, también te habrás dado cuenta que es mucho más difícil cuando hemos involucrado otras personas. El coaching ejecutivo y empresarial, sirve como compañero de responsabilidad, que te reta a estrategizar y desarrollar tus metas mientras alineas tus esfuerzos a conseguirlas.´

Un coach de negocios retará tu pensamiento, tus metas y tu fuerza de voluntad para crecer. Es alguien que ha superado problemas a los que tú apenas recién comienzas a enfrentarte, por ende, actúa como un modelo a seguir debido a la experiencia que es capaz de compartir contigo. Adicionalmente, tu coach tendrá siempre una expectativa única que aumentará tu conciencia sobre tu propio negocio.

La medida de éxito para un buen coach  no son los conocimientos técnicos que puedas adquirir mientras trabajas con él, pues gran parte de estos serán obsoletos al término de unos cuantos meses. El valor del coaching ejecutivo y empresarial, reside en las herramientas mentales que el ejecutivo aprende para ayudarlo a navegar hacia el éxito, tanto en su carrera profesional con en su vida personal, que también tiene gran impacto en el rendimiento laboral del directivo.

Si no tienes una visión clara de lo que sucede, pudieras dejar pasar muchas oportunidades irrepetibles. Un coach será tu necesario mentor para saber a cuáles puertas abiertas acceder

 

Técnico Profesional en Coaching Ejecutivo y Empresarial

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!